domingo, 4 de octubre de 2009

Niko's Work

Luces sobre un fondo negro. Color que inunda el espacio. Mundos que son parte de un universo en formación. Siluetas humanas recortadas sobre ese cosmos siempre igual y siempre distinto.
Puntos. Mónadas de un arte necesario que nació del mar jugando con los delfines de Cnossos, queriendo salir de la asfixia y romper las cadenas que lo ataban al abismo.
Hoy, Nico pinta y vive. Su pintura infinita no es hija ni de Seurat ni de Kazimir, ni siquiera reconoce a Demócrito. En realidad, su obra no es hija de nadie. Ni suya. Pinta la vida, que se encuentra a sí misma y se refleja en caprichosos detalles, con la posible inconsciencia de un encuentro afortunado. Realidades únicas y complejas de un éter que se transforma constantemente. Una cosmografía que es verdadero arte porque es universal.
Tirillas vigilante de un océano que nace y de un mar que acaba, la espuma de las olas libera el oxígeno que flota entre sus puntos y permite respirar al pintor y a sus pinturas.
Mano izquierda y pulso firme. La suerte, que gira, azuza sus sentidos y lo lleva por caminos sin recorrer. Como Cortés, quemó sus naves y se abrió a una realidad nueva y fascinante que está empezando a conquistar.
(Felipe León Moriche)










Here comes the Sun

( Acrílico sobre madera - 80 cm. diametro )


Concéntricos Aleatorios

( Acrílico sobre madera - 90 cm. diametro )
(DETALLE)


La Trama Alemana ( Acrílico sobre lienzo - 2,50 x 1,50 cms. )

5 comentarios:

Javier dijo...

Parecen universos inexplorados que invitan a introducirse en ellos. Saludos y muchas felicidades

Carina Felice dijo...

pues me siento de maravillas entre tus obras, fantastico espacio has construido, lleno de arte y compromiso social! me encanta!
Aqui vendre seguido, pues sere tu seguidora para no perderme nada.
Hari Om, Namaste/\

Administrador de www.cincolinks.com dijo...

Me encanta como combinas arte visual y textual. Un blog genial.

Andicozmania dijo...

He estado varios dias sin visitar tu blog por encontrarme en otros menesteres y cuando lo abro veo esta divinidad. No me cansaré de decir que eres un crack, Chano, ¡Que maravilla!
Gracias por alegrarnos la vista.

manuel nieto dijo...

muy bella obra enhorabuena, un saludo